Sobre mi canción Venus y Marte

Os voy a contar algo sobre mi canción "Venus y Marte": la escribí en 2014 inspirada en una vivencia personal, en una relación. Sin embargo, cuando volví a trabajar con esta canción años después, decidiendo grabar el videoclip en mi tierra (#Mazarron), me di cuenta de que esta canción también hablaba del adiós a esa tierra y del reencuentro con la misma. Así, parte de la letra dice: "Es un placer verte aquí. Cuánto has cambiado, ¿eres feliz? Los astros, ya ves, siguen aquí. Las estrellas preguntan por ti".


La parte de Venus se grabó en el mar (concretamente en la cala de la Grúa, en #Bolnuevo), jugando con los colores azules y representando la energía femenina presente en todos nosotros. Pensaba en la Venus de Botticelli. Marte, por el contrario, se grabó en las minas de Mazarrón, entrelazando colores rojizos y naranjas, como si se tratase de la superficie de Marte, y representando la energía masculina, también presente en todos nosotros. El videoclip, dirigido por la artista murciana Ene Jean y grabado por Nic Saura, supo reflejar todo esto, y eso es algo que les agradeceré siempre.

Curiosamente, mientras buscaba el enlace de mi videoclip para compartir por aquí, me he encontrado con la imagen de una obra de Botticelli que también se llama Venus y Marte... No tenía ni idea de que existía. Me ha parecido una serendipia bonita: el estar escribiendo sobre Botticelli, sobre una canción a la que llamé Venus y Marte inspirada en el nombre una canción de Paul McCartney que también se llamaba así (Venus and Mars) y sin embargo encontrar que Botticelli no solo tenía una Venus, sino que también concibió el juego de contrarios en una sola obra: Venus y Marte.



95 visualizaciones0 comentarios